El vestir como protección

En tiempos de aislamiento Somos Dacal y Club Social de Costura realizaron Proteger, una serie limitada de abrigos con protectores faciales. Reciclaje, sustentabilidad y compañía. 

Once sacos sastre de antiguos talleres artesanales de la ciudad de Buenos Aires fueron reutilizados, modificados y puestos a disposición de la más inmediata contemporaneidad. Cada uno de los abrigos incluyen protectores lavables. Durante el mes de abril se ideó y generó este proyecto que aporta una solución accesible de consumo responsable.


Proteger ya se encuentra disponible con envíos a todo el país.