Pulgar arriba para Vanesa Krongold

Existe cierto código que delata inseguridad: la solemnidad. Está de más entre percheros, maquilladoras y nuevas pilchas. En su primera presentación en BAFWeek, la joven diseñadora Vanesa Krongold supo reírse de sí misma y ahí su mayor fuerza (leer como emoticon de puño cerrado).

 

Vanesa Krongold se formó en la Universidad de Palermo y luego realizó capacitaciones varias en la ciudad de Londres. Tiene una actitud desfachatada propia de sus años y los viajes decantan en sus colecciones: hay una mirada muy cosmopolita. Puede ser de acá, de allá, un poco de todos lados. Nativa de la web, todo link lleva a otro link y así.

La colección Childhood memories se presentó previamente en el mes de julio en la semana de la moda en Berlín y ahora desfiló en BAFWeek. La moda es un lenguaje internacional y así lo decodifica Vanesa Krongold.

Blusas, tops, faldas cortas, camperas deportivas. La clave son los 90 y se detecta en una sola pasada: remera de algodón, vestido por encima, medias y taco. La variación fuerte está en la estampa y en los detalles en la forma. La diseñadora estableció una alianza estratégica con Epson para desarrollar textiles propios. Otro link, la tecnología.

Su pasarela como perchero es indicada para sumar ESA prenda diferente, recomendada para valientes a las cuales les encanta provocar miradas.

Vanesa Krongold es mash up. Tiene showroom en Chacarita (hay que pedir dirección secreta en sus redes) y un reciente punto de venta en Berlín. Va y vuelve. El diseño que se viene.

Fotografía & gif: Agustina Gavagnin.