En línea: la transformación del pop – up Roomie

¿Me pasás la dirección? Desde 2012, y al inicio de cada temporada, se anuncian las fechas y las coordenadas de la tienda efímera de nuevo diseño. Durante cuatro o cinco días era factible recorrer los percheros con aquellas novedades que encontró Pope Cerimedo, consultora a cargo de la propuesta. Este año no fue posible la realización del formato físico pero encontraron una nueva dirección: un punto com. Conversamos con la creadora de Roomie sobre la modificación digital de la plataforma.

¿En qué momento de armado de Roomie te agarró el aislamiento? 

Justo en uno clave. Teníamos la primera edición dedicada a slow fashion. Empezaba el mismo día que empezó la cuarentena.

¿Cómo fue repensar la estrategia? 

Fue complejo y sobre todo paulatino. El inicio del aislamiento fue puro desconcierto, después al segundo mes llegaron las dudas, ahí siguieron las ideas, la parte creativa de transformación y finalmente el resultado: #Roomieonline.  

¿Cómo se transforma Roomie en un evento 100% digital? 

Por un lado lanzamos la tienda online. Después de un largo proceso fueron elegidas 25 marcas. La selección es muy concreta: diseñadores argentinos que trabajan con conciencia, que generan un producto especial que no es fabricado en serie y que están involucrados de manera personal en los procesos de producción. Prioricé proyectos relacionados a la moda sostenible, upcycling, vintage y hechos a mano.

¿Cómo das con nuev@s talent@s? 

Los hallazgos son navegando por la net. A casi todos los encuentro en Instagram, cuando recién empiezan y, si veo que aún no están preparados,  los sigo durante un tiempo a ver que van haciendo. También nos escriben mucho, siempre estoy abierta a conocer nuevos proyectos

¿Con qué criterios seleccionas y finalmente incluís? 

Busco que sean propuestas personales, que reflejen las inquietudes y el mundo creativo de quienes las llevan. Por otro lado me parece clave la calidad. La propuesta de Roomie es de un consumo más lento y selectivo. Por último, si bien incorporamos proyectos recién lanzados, elijo tener en cuenta que tengan desarrollada una identidad visual que acompañe su comunicación y que sus redes sociales sean activas.

¿Qué búsquedas recurrentes tienen estos nuev@s talent@s? 

Buscan un espacio que los contacte con el público adecuado. Lo más difícil al empezar es llegar a la gente, darse a conocer a la mayor cantidad de personas posible. Por eso Roomie es una plataforma ideal ya que tenemos una gran comunidad que nos sigue a lo largo de estos ocho años.

¿Tod@s l@s diseñador@s se incorporaron rápidamente o surgieron dudas de la instancia digital? 

Creo que no hay dudas: el futuro va por lo digital. Pero cada marca a su vez está con su propia tienda online. Por eso para algunos fue difícil sumarse por cuestiones de stock. Pero la propuesta de Roomie online es que el público encuentre ya hecha una selección así como sucede en los pop-ups. Que encuentre piezas exclusivas que en las tiendas de las marcas no están, ítems creados en conjunto con los diseñadores, hallazgos vintage, productos hechos a mano. Un mix de diseño independiente ya curado y listo para comprar a un click de distancia.

En roomiedesign.com podés utilizar transferencia, tarjeta de crédito o MercadoPago. Además en su sección blog podés encontrar noticias, perfiles de nuev@s diseñador@s y entrevistas realizadas por el equipo de Crónicas de moda.