Conversación con Gabi López

Serie de entrevistas con referentes de la industria local realizada en colaboración con Espacio Buenos Aires.

Gabi López es diseñadora de interiores, se especializó en sociología del diseño (FADU – UBA) y se dedica al pronóstico de tendencias. Establecimos un diálogo a través de un vivo de Instagram. Aquí, lo más destacado del encuentro.

¿Cuál es tu primer recuerdo vinculado al diseño?
Mis primeros recuerdos de conexión con una mirada estética tienen que ver con mi mamá; era una persona muy estética en su vida cotidiana. Fui creciendo con esa atmósfera alrededor mío que, desde una edad muy temprana, se fue metiendo bajo mi piel y se transformaron con los años en-como yo digo-unos anteojos a través de los cuales mirar el mundo.

¿Cómo se transformó en un deseo de vocación?
No fue muy simple, ni muy lineal, ni muy fácil. Mi primera carrera fue derecho, ¡nada que ver! Lo descubrí un poco por una casualidad de la vida. A los dieciocho años había terminado la secundaria, empezábamos la universidad, y como trabajé desde muy chica, la mamá de mi mejor amiga que era arquitecta me dijo: vení. Ella tenía una tienda, eran los años ochenta. Era una boutique espectacular en Martínez, en la zona norte de Buenos Aires, ahí empecé. Ahí aprendí muchísimo, con ella y ahí se despertó mi amor por la arquitectura y el diseño: con Cristina Malamud, ese es su nombre, así que siempre la recuerdo con mucho cariño. Ahí se me fue metiendo la morfología, los colores, las texturas, los espacios, y me generó una revolución que me llevó a cambiar de carrera e irme a estudiar diseño.

¿Cómo empezaste a formarte?
Inmediatamente después abrí mi propia tienda de decoración y me transformé. Tenía 26 años. Así que mi primer approach fue no solamente estudiando. En ese momento, todavía no había una carrera universitaria de diseño de interiores. Así que mi primera formación fue en conjunto con mi tienda de decoración que estaba en el barrio Belgrano. Tener una tienda me permitía estar en un campo de acción experimental real, creo que el campo de la experiencia te completa.

Contanos sobre tu estudio.
A veces la gente me pregunta, pero vos ¿qué haces? Bueno, mi estudio tiene un área de interiorismo desde hace más de 20 años, y desde hace 15 años, tenemos un área de investigación de diseño, ahí completé mi formación con un posgrado en sociología del diseño en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Buenos Aires a cargo de Susana Saulquin. Dentro de nuestro estudio tenemos esta área vinculada con la investigación y la comunicación del diseño. Es un observatorio de todas las semanas de diseño del mundo, desde donde analizamos y pronosticamos tendencias. Habitualmente hacemos un informe de tendencias anual. Porque el interiorismo no tiene esa velocidad que quizás sí tiene la moda. Nosotros lo hacemos una vez por año, es un área que me encanta hacer y estoy muy abocada a eso. Hoy por hoy trabajo haciendo trabajos de interiorismo, pero me subo a las cosas que producen más desafíos. Tiene que haber un por qué.

Viajas con frecuencia a Milán ¿por qué consideras que la ciudad funciona como un catalizador de tendencias?
Para el diseño de interiores, para el diseño industrial, para la arquitectura, Milán es la semana de diseño más grande. Es la más importante porque es la más grande, por sus números y porque la historia cultural, lo documenta. El Salón del Mobile es la feria de muebles más importante del mundo con sesenta años. Con lo cual, imagínate lo que lo que se vino desarrollando alrededor de esa ciudad a lo largo de esas décadas. Cuna del diseño industrial. Es como una gran plataforma creativa que, a todos los amantes del diseño, nos apasiona. Es una montaña rusa de sensaciones, instalaciones, plataformas e instalaciones artísticas. La ciudad entera se prepara para esa semana de diseño. Dentro del Salón del Mobile, más de 2500 marcas lanzan sus colecciones cada año. Entonces, en esa potencia de diseño donde se fueron sumando, ya marcas de todo tipo, compañías de todo tipo, que van no solo a mostrarnos productos, sino sus misiones, sus valores. Se dan cita todos los mejores diseñadores del mundo, todos los mejores arquitectos del mundo, todas las escuelas de diseño del mundo, todas las universidades y todos los colectivos de diseño emergentes, todo el diseño under. Podemos definirlo como la bandera de largada de las colecciones. Después a lo largo del año lo que vemos es a las grandes marcas del diseño, que un poco repiten lo que lanzaron en Milán.

¿Tenés una rutina establecida de trabajo?
¡Con la pandemia explotó! Estoy más cambiada. Este tiempo necesite un cambio de velocidad. Hoy por hoy está mucho más equilibrada mi vida. Mis hijos ya están grandes pero me gusta mucho acompañarlos. Me parecen alucinantes los hijos en todas las etapas, pero la gente universitaria tiene una energía espectacular. También tengo muchos intereses que me inspiran, que me hacen bien y que me equilibran mucho el cuerpo y la mente. Practico yoga y caminó casi todos los días. Me gusta mucho cocinar. Yo todo lo relaciono con el diseño…

Ya podes ver la entrevista completa y agendar el próximo encuentro del ciclo el próximo jueves 23/9 a las 19h a través de la cuenta de Instagram oficial de Espacio Buenos Aires.

María Celeste Nasimbera es periodista formada en la Universidad de Buenos Aires. Se desempeñó como redactora y coordinadora en 90mas10.com, estuvo a cargo del área digital de Harper’s Bazaar Argentina y actualmente es la editora digital de L'Officiel Argentina. Ha trabajado en comunicación en Campari Argentina y en social media en la arteBA desde 2016. Miembro del comité de selección feria Puro- Diseño 2017 - 2018 y del Sello del Buen Diseño 2019. Es docente en Espacio Buenos Aires desde 2011 y está a cargo de las tendencias en comunicación en el Circuito de Tendencias - INTI.