El Bosco y su nueva sala en el Museo Nacional del Prado

Luego de varios meses sin acceso al público debido a la emergencia sanitaria, el museo ubicado en la ciudad de Madrid reabrió sus puertas y presentó sus novedades vinculadas a una de las obras más visitadas del mundo.

Durante el aislamiento se llevaron a cabo tareas de remodelación en la sala donde se encuentra “El jardín de las delicias” de El Bosco. El pintor de los Países Bajos, quien durante fines del año 1400 y principios del 1500, se dedicó a pintar universos fantásticos así como escenas infernales, comenzó su trabajo en el tríptico de 205 cm de alto por 384 cm de ancho cerca de 1490. 

La más compleja de sus creaciones registra los inicios de la humanidad y su destino. Su obra narra, de izquierda a derecha y desde el Paraíso hasta el Infierno, el origen, el fin del pecado y los pecadores. El lado izquierdo recrea el Jardín del Edén donde, de arriba hacia abajo aparecen los primeros animales. Al centro, se encuentran representados los placeres terrenales de la humanidad y en consecuencia, en la tabla derecha: el Infierno. 

Si bien sus obras mantienen su ubicación dentro del edificio, los trabajos de renovación de la sala 56A permiten una mejor percepción de las piezas. Además, cuenta con una pantalla que exhibe una sucesión animada de detalles de las obras expuestas y, al reducir el tamaño de los soportes, se generó un mayor espacio de circulación para los visitantes.

Ya es posible recorrer la nueva instalación del Museo del Prado con previa reserva de entradas. 

Lola Monteiro

Lola Monteiro es productora con conocimientos en gestión, diseño gráfico e indumentaria. Se especializa en la generación de contenidos vinculados al arte, el diseño, la belleza y la moda. Desde 2016 brinda el servicio de social media en arteBA y trabajó brindando asesoramiento a marcas como instituciones del sector.