Crónica fotográfica por Bianca Sifredi

Crónica fotográfica de aislamiento. Los primeros días fue más la ansiedad de revelar un rollo, estaba por la mitad y quería terminarlo. Arranqué a disparar. Es un reflejo que se transformó en costumbre. De chica tenía una pequeña cámara analógica de Barbie y mis padres me dejaban sacar un rollo cada tanto. A medida que fue pasando el tiempo lo fui incorporando y empecé a aprender cuestiones más técnicas. Soy observadora y la nostalgia es un sentimiento que me acompaña. Capturar un momento para luego poder volver a visitarlo me llevó a la fotografía.

 

 

 

 

 

No sé si hubo una intención particular a la hora de elegir las escenas. Estoy pasando la cuarentena en un departamento en el barrio de Saavedra con mi mamá, utilizando una Ricoh Singlex TLS. Me gusta mucho la luz natural de mi casa, creo que instintivamente apunté a eso y luego fueron dándose escenas cotidianas en el aislamiento. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una playlist para escuchar: