Tiempo

Vicki Otero - Fotografía: Agustina Gavagnin

En los últimos años, en la escena del diseño de indumentaria y textil nacional se han consolidado un grupo de nuevos creativos que se destacan por su originalidad. Tomando distancia de la moda masiva, sus producciones se afianzan en la diversidad de lenguajes estéticos, una perspectiva conceptual al diseñar y en el valor simbólico de sus piezas. Hoy es tiempo de reafirmar esa búsqueda de identidad, individual y colectiva, e insistir en rescatar aquellos rasgos propios y compartidos que aportan sentido no solo en el plano estético, sino también en cada decisión que se toma a nivel comercial, comunicacional y en la dinámica productiva.

Surge la exigencia de potenciar la innovación y entender las fases de investigación y experimentación como principios claves para la apertura de nuevos horizontes, impulsando los cruces entre diversas disciplinas y experiencias de construcción colectiva  –vínculos creativos que enriquezcan todos los aspectos del diseño-. Así también, se deberá enfatizar en la calidad y funcionalidad de las prendas y accesorios, factores que corresponden ser abordados desde la etapa proyectual de prefiguración del objeto, haciendo foco en los usuarios y sus requisitos, deseos y hábitos de consumo cada vez más exigentes.

Por Sebastián Rodriguez (diseñador). Fotografía: Vicki Otero por Agustina Gavagnin.

Este texto fue publicado en el fanzine N°2 de Crónicas de moda