Qué vimos en la última semana de la moda londinense y qué podés esperar para septiembre

Downtown_1377

London Fashion Week tiene como sede a The Store, en el número 180 de la calle Strand. Allí se desarrollan exposiciones, desfiles y se ubican los showrooms de diseñadores. Acá un recorrido por los diferentes espacios donde coinciden diseñadores, distribuidores, modelos, estilistas, influencers, periodistas, youtubers, fotógrafos, bloggers, y estudiantes de moda y diseño. Por Luisina Tonda.


La moda inglesa recibió la visita de Fashion Hong Kong, y lo celebró con un evento en Somerset House presentando a Maison Vermillion, Heaven Please+, Methodology y House of V, recién llegados de New York Fashion Week. Encontramos a las modelos apostadas en el espacio designado a cada marca y, al tiempo que observábamos las diferentes colecciones, tuvimos la posibilidad de hablar con los creadores de las marcas.

Yi Chan y Lary Cheung, los diseñadores de Heaven Please+, le dan individualidad a las prendas para que hablen por sí mismas. Inspirados por la novela “Número equivocado” de Liu Yichang, incorporan ideas de la literatura, siluetas de los 50’s y el estilo de Hong Kong. Las prendas crean un lenguaje alternativo. La idea de los diseñadores fue incorporar mucho color en la colección, pensando en los gustos londinenses pero con diseños acordes a su idiosincrasia. Telas superpuestas, drapeados y mixturas de géneros se unen en una colección pensada para mujeres independientes que buscan destacarse.

Vickie Au está a cargo de los diseños de House of V, inspirados en la arquitectura. Sus prendas tienen líneas claras, son elegantes y minimalistas, de gran impacto visual. La contraposición entre lo inesperado y lo habitual de la obra del arquitecto Libeskind se manifiesta en los contrastes entre simetría y asimetría, la combinación de materiales y colores vívidos en bloques. El resultado es una colección atemporal simple y a la vez única, siendo la idea de Vickie que fuera enteramente usable pero proyectando la sensación de originalidad propia de cada pieza.

Dora Chu de Maison Vermillion mezcla lo oriental y lo occidental en sus diseños, apuntando a una mujer refinada y al mismo tiempo ostentosa. Para esta colección utilizó colores vibrantes, y buscó combinar lo misterioso de Londres en el estilo Tudor. En el espacio dispuesto, las rosas, presentes en los bordados de la colección, tenían protagonismo e incluso se percibía su aroma. Las siluetas, femeninas y modernas, buscan mantener la forma del vestido de noche, pieza por excelencia. Delicados encajes y sedas en contraste con tonos metálicos se combinan en las prendas por primera vez con el arte del papel cortado chino, en un crossover con el artista Ms Li Yun Xia.

Methodology, la marca de Glori Tsui, presentó una colección llena de textura y bloques de color. Entre cuadros, colores sólidos y superposiciones para crear volumen, el elemento central es el cuero residual de otras prácticas. Sus diseños pueden combinarse de múltiples formas y se orientan a una mujer confiada, independiente, sexy y femenina.

Claire Tagg

Una presentación. Freemason Hall – Claire TaggClaire Tagg fue azafata y ciertos detalles en sus diseños recrean el interior de los aviones. Algunos de los cinturones, por ejemplo, están inspirados en aquellos de los asientos. De sus viajes por Asia surgen las estampas para esta su colección, que fueron dibujadas a mano por ella y escaneadas. Combinando sublimados con diversas texturas, explora y deconstruye el uniforme aéreo logrando una colección glamorosa y vibrante.

Sin duda, queremos ver más de estas firmas, que en julio participan de la semana de la moda en Hong Kong, pero que tendrán apariciones en New York, Japón, y volverán al Reino Unido en diciembre para la entrega de los British Fashion Awards.


Un desfile. The Store 180 Strand – BFC Showspace – Bora Aksu. Elegancia, intriga y seducción se combinan en las piezas demi-couture de Bora Aksu. En el año en el que se celebra el centenario del voto femenino, su nueva colección se presentó como funcional y en consonancia con su percepción del cuerpo de la mujer. Está inspirada en la historia de la cirujana Margaret Ann Bulkley, quien en el siglo XIX luchó para que las clases más pobres tuvieran acceso a atención médica de calidad, y engañó a la escuela de medicina, al ejército británico y al resto del mundo haciéndose pasar por hombre durante toda su vida para así estudiar, ejercer y dedicarse a la investigación. La colección contrasta opulencia con simplicidad, sastrería tradicional y vestidos con varias capas. Intenta evidenciar la feminidad biológica en la paleta de los lilas, azules y rosas pastel, tules de seda y organza plisada, en tanto el personaje masculino construido por Bulkley está ampliamente representado por cashmere, gruesos terciopelos y llamativos looks juveniles. El diseñador buscó mostrar que un atuendo romántico no necesariamente tiene que ser delicado, y el romance puede existir en lo atrevido. Esta ha sido una de las constantes en sus diseños desde el lanzamiento de la marca. En esta ocasión, los matices de cada género aparecieron personificados por chaquetas con recortes, vestidos con estampas y bordados, y siluetas voluminosas intentando emular la manipulación de Bulkley sobre su cuerpo para esconder su forma natural. El diseñador turco, egresado de Central Saint Martin, y que participa de la semana de la moda desde 2003, promete sorprendernos nuevamente esta temporada. 

Bora Aksu-01

(via www.boraaksu.com)