Un recital por Chrissie: Animal Collective

ANCO4

Animal Collective es una de mis bandas favoritas. Me las pasó un amigo por ICQ. Ese hecho denota hace cuánto los escucho, todavía iba a la facultad. Lo primero que me llamó la atención de la banda fue su nombre. Me pareció muy tierno. Imaginé un montón de animalitos en un bosque, tal vez alrededor de una fogata. Mi idea no estaba tan alejada de la realidad. Aunque el sonido de la banda varía bastante según el disco o la canción. Hay momentos mucho más pop y melódicos, otros mucho más folk y tranquilos. La primera canción que escuché, “Grass”, está llena de gritos desquiciados y parecen estar teniendo convulsiones.

A mi criterio “Sung Tongs” (2004) siempre fue uno de los discos más apacibles, y es el que vinieron a tocar el 29 de agosto en el Teatro Vorterix. Debo confesar que luego de escuchar el disco en vivo de punta a punta y ver cómo llegó a armarse un pogo en “We Tigers” ya no sé si puedo decir que es todo tan tranquilo. Me sorprendieron – amo que las bandas me sorprendan. ¡Y eso que eran solo dos!

Esta gira contaba con la presencia de la mitad del grupo: Avey Tare y Panda Bear. Estuvieron sentados todo el tiempo y casi no hablaron entre tema y tema más que para decir gracias. En alguno de los silencios que se hizo, un chico random que estaba al lado mío gritó “¡está buenísimo!” Siempre me carcajeo cuando la gente hace ese tipo de exclamaciones que de forma inocente y cariñosa subestiman la genialidad del show. Otro gritó “¡gracias por venir!”. Vale aclarar que la banda no habla castellano. De todas maneras me pareció hermoso. La gente estaba encantada. Con mis amigos estuvimos de acuerdo con que nos hubiera gustado que la banda conversara un poco más. Cada vez que pensábamos que iban a hacerlo, empezaban a armonizar o emitir alguna de sus clásicas onomatopeyas animalísticas. Una amiga que nunca los había escuchado dijo que eran “como música ambient con sonidos de la naturaleza”. Es una buena descripción. Tienen un feeling muy juvenil, festivo y muy norteamericano también. No logro darme cuenta si esto es porque hablan en inglés, por su pronunciación o por qué.

Vimos parte del show desde el primer piso, y observé que habían pocos celulares registrando el recital. Al menos en comparación a los que estamos acostumbrados a ver hoy en día, que son muchos. Después que terminaron de tocar el disco completo, hicieron algunos temas adicionales que conservaban el mood. No hubo bis sin embargo creo que esas canciones cumplieron el mismo propósito. En síntesis, como exclamó aquel integrante del público, el show estuvo buenísimo. Me pareció adecuado el venue y como las otras veces que los vi, me alegré mucho de haber podido ir. Los vería una y otra vez.

Fotografía: Indie Folks